domingo, 15 de junio de 2008

Ataduras


Atadura tortuosa, enraizada en un mundo a ciegas donde se instaura el miedo que desgarra sin llegar a cortar la soga que aprieta, ahoga, anula y desangra una vida desgajada hasta su final.
Atadura como hilo fino transparente de sedal que atrapa libremente la fibra sensible de la emoción, que brilla en ocasiones y otras apenas se ve, enmarañada de los posibles que nunca se acaban, de querencia sin premura, de nexo con la vida, tan sabia como precaria.....

7 comentarios:

beker dijo...

Con una gran sutileza expresiva de matices, me encanta que me ayudes a ver leyendo. Sobre la idea, a veces nos atamos en libertad y asi lo vivimos. Mimos

Tomi dijo...

En este caso bonitas ataduras de colores. ¿En qué pensabas cuando pintaste esta soga?

entreluces dijo...

Si querido Beker, la verdadera libertad está dentro de nosotros y si lo sentimos así siempre seremos libres, algunas ataduras no solo no la merman, sino que incluso la fortalecen.

entreluces dijo...

Amiga Tomi, la soga del miedo que te paraliza, nadie está libre de ataduras pero algunas son como cadenas, pero la verdadera atadura es aquella que se pone uno solo pudiendo no tenerla, mira hasta las "manias" son ataduras....

Conchi (Conral) dijo...

Entreluces, hoy muchos de los blogs que he visitado me han llevado a este tema: las ataduras. Tú te refieres a los miedos, otras personas se refirieron a los maltratadores. Uffff, hoy estoy abrumada.
Tu cuadro me encanta. Tiene un colorido fantástico. Y yo esa cuerda prefiero que sea la que nos "ate" a la vida, al amor y a la paz.
Un abrazo.
Conchi

entreluces dijo...

Conchi, he querido reflejar la atadura de la muerte y la vida. En la primera, la de la tortura, se puede leer entrelineas una vida atada al desgarro del maltrato sea del tipo que sea. Me ha gustado mucho tu comentario, un abrazo cariñoso..

Kety dijo...

Desde que nacemos las ataduras nos rodean, queramos o no. Hay que tener la sabiduría de saber escapar de ellas para alcanzar nuestra meta.
Me gustan tus reflexiones.
Hasta la próxima.
Un abrazo